Saltar al contenido

Laberinto en el ajusco

octubre 12, 2015

Laberinto en el Ajusco

¿Sabías que en México contamos con varios laberintos de jardines? Uno de ellos es el Laberinto del Ajusco.

Los laberintos de jardines son una obra de arte que utilizan la flora de nuestra naturaleza. Son obras culturales ligadas a la psique humana. El origen de los laberintos, viene de la mitología griega, cuando el laberinto fue diseñado por Daedalus para encarcelar al Minotauro pero tiene también un significado simbólico:

Se dice que pasear por un laberinto, caminar, perderse y encontrar la salida en éste, es una experiencia personal y reveladora, que fortifica la meditación. Los laberintos están diseñados para ser un desafío estratégico como juego de lógica física. A diferencia de un jardín sin laberinto, que nos ayuda a relajarnos y contemplar la naturaleza, el laberinto de jardín es (por lo general) intencionadamente difícil de completar. Laberintos y jardines representan simbólicamente las dos caras del espíritu humano: la complejidad y la simplicidad; misterio, diseño, intuición y experiencia sensorial, se mezclan en esta atractiva experiencia.

El emblema de la eterna tensión entre filosofía y libre voluntad y destino, se presenta en los laberintos de jardín y en  México, como decíamos, contamos con varios laberintos en distintos estados de la República Mexicana, pero el más cercano al DF es el Laberinto del Ajusco. Está ubicado en el kilómetro 14 de la carretera Picacho Ajusco. El laberinto tiene paredes de más de 2 metros de altura, y tiene estilo europeo, aunque su construcción es mexicana 100%, pero inspirada en estilo tudoriano. Además, como dato curioso, el jardín es una réplica casi exacta de uno de los jardines-laberinto que perteneció a Ana Bolena. ¿No lo conoces? Sería una gran experiencia visitarlo… ¿No crees?

laberinto del ajusco
Laberinto del Ajusco