Saltar al contenido

Almohadón para embarazadas. ¡Un aliado!

noviembre 10, 2018

Lo más complicado durante el embarazo es descansar bien, producto de inseguridades y molestias, y motivado a si le hacemos daño al bebé con nuestra manera de dormir. Ya no tienes que preocuparte más ¡¡ Gracias al almohadón !! proporciona una posición correcta y un excelente descanso durante la noche.

Desde el momento en que sabe de tu embarazo surgen una cantidad de inquietudes, sobre todo al dormir… Nos preguntamos cual será la posición correcta para no hacerle daño al bebé y conseguir un buen descanso. Y aunque el vientre aún no esté pronunciado, el instinto materno se activa y está siempre alerta en pro del bebé, aunque físicamente ¡Podemos dormir en la posición acostumbrada!

No obstante la posición adecuada para la mamá y el bebé, es dormir de lado. Evita dormir boca arriba, pues para el último trimestre el bebé ejerce presión sobre los pulmones, ocasionando dificultad al respirar. Siempre hay temor al dormir boca abajo, creemos que al ejercer presión contra la cama perjudicamos al bebé, y al estar dormidas despertamos continuamente producto de la angustia para no adoptar la posición, lo que conlleva a no descansar placenteramente, y como consecuencia sufriremos agotamiento físico, falta de energía, cambios de humor, sumados a todos los demás malestares o síntomas que trae consigo el embarazo.

Sin duda la mejor solución creada es este almohadón; proporciona comodidad y evita que te voltees boca abajo, limita el movimiento. Para aquellas futuras madres que no pueden obtenerlo pueden utilizar almohadas comunes, lo recomendable es colocarse una al frente y otra en la espalda.

En el segundo y tercer trimestre es más imprescindible su uso, el vientre comienza a pronunciarse cada vez más y el centro de gravedad cambia debido al aumento de peso; por lo tanto al dormir de lado el peso del bebé nos hará inclinarnos hacia ese lado, y en consecuencia haremos contra peso para equilibrar, causando presión en la espalda. El almohadón está confeccionado para proporcionarte apoyo, tanto en el vientre como en la espalda, dando así comodidad y seguridad al dormir.

Para escoger el almohadón indicado debes tomar en cuenta algunos factores como:

  • La forma en que se adapte al punto o los puntos de apoyo que necesitas.
  • El tamaño, debes tomar en cuenta el espacio y a tu pareja.
  • Tu comodidad sobretodo, pues necesitas lograr un buen descanso.

Beneficios del almohadón:

  • Proporciona un placentero descanso durante la noche.
  • Brindan apoyo en las zonas de tu cuerpo que más lo necesitan.
  • Alivian dolores de espalda y evitan calambres en las piernas.
  • Limitan el movimiento por lo que podrás dormir cómodamente de lado.
  • De lavado fácil.
  • Luego puedes usarla para amamantar más cómodamente al bebé.

Tipos de almohadón:

  • De cuña: Éstas son pequeñas y se adaptan fácilmente a tu cuerpo, fácil de guardar y lavar.
  • En forma de «C»:  La preferida, abarcan el cuerpo entero, proporcionando apoyo en la barriga, piernas y cabeza.
  • Almohadón alargado: Parecidas a las anteriores, abarcan todo el cuerpo y su flexibilidad permitirá la comodidad que deseas.
  • Almohadón en U: Almohadas grandes, apoya de pies a cabeza, limitan el movimiento y ayudan a conservar la posición de lado.