La historia del Vocho, desde Hitler hasta su éxito comercial

vocho-y-su-historia-1

Veamos la historia del vocho. El “escarabajo” o “vocho” se creó en 1932, cuando el barón Fritz von Falkenhayn, quien era el jefe de la planta de NSU, que en ese entonces era una filial de FIAT, le encargó a Ferdinand Porsche el diseño de un auto sencillo que estuviera acorde a la situación almena que se estaba viviendo en aquel entonces, la cual era muy complicada en materia económica.

En sus inicios, el auto se llamaba Tipo 32 y tenía un aspecto muy parecido al que unos años más tarde tuvo el vocho, con una motorización de casi un litro y media capacidad cúbica, además de que contaba con refrigeración por aire.

Cuando la idea llego hasta FIAT, le ordenaron a NSU detener el proyecto, pero Porsche había apostado demasiado en este proyecto como para que no se llevara a cabo, así que comenzó a buscar algún patrocinio para el proyecto, y fue así como llego a contactar a Adolf Hitler, quien, como conocedor y amante de los autos, aposto por el crecimiento de empresas como Mercedes Benz y Auto Unión.

Hitler había estado buscando un auto que sirviera para el trabajador común alemán, uno que se pudiera usar como un transporte para todos los días y que fuera muy accesible desde el punto de vista económico, así que termino conociendo y financiando el proyecto. Porsche viajo hasta Berlín para proponerle su diseño.

Después de que logro convencer a Hitler de que era el auto del futuro, Porsche fue contratado por la Asociación Alemana de Fabricantes de Automóviles (RDA), para que meses después volviera a nacer como el “Tipo 60”, el cual tuvo unos 80 mil kilómetros de prueba en la Selva Negra. Del “Tipo 60” nacieron otros tres: el V1 fabricado por Reuter, el V2 fabricado por Drauz y el V3 fabricado por Daimler-Benz.

vocho-y-su-historia-3

Cuando el proyecto comenzó a avanzar, Hitler se dio cuenta de que la RDA no participaría más en la fabricación, por lo que decidió crear su propia fábrica, la cual se construyó en el condado de Schloss Wolfburg. Esta fábrica representaba a los trabajadores alemanes bajo el movimiento Kraft durch Fraude, o fuerza a través de la alegría, que era un movimiento comenzado por el estado alemán en el que buscaba que el obrero disfrutara un tiempo de ocio para ser más eficiente en el trabajo.

Así, el Kdfwagen o Volkswagen, era promocionado como un auto confiable, veloz y sobre todo, económico. Para comprarlo se tenía que adquirir un cuaderno de ahorro, y llenarlo con 18 estampillas mensuales de 5 Marcos cada una. Con el dinero, se financiaba la fabricación de más autos, y al terminar el lapso, debía de pagar 50 Marcos para poder retirarlo.

En 1939 Alemania invadió a Polonia y se anuló el proyecto, con lo que 36 mil personas perdieron sus ahorros. La fábrica se comenzó a dedicar a la construcción de armas e instrumentos bélicos, dado origen a las variantes militarizadas del kdf. Con los aliados, Iván Hisrt tomó las riendas de Wolfburg, y en 1946 completo el ensamble de lo que serían las 10 mil primeras unidades del vocho.

La primera planta de Volkswagen fuera de Alemania se inauguró en 1953 en Sao Bernardo do Campo, Brasil, después se abrió otra planta en Sudáfrica en 1957 y luego una en Puebla, México, en 1962. Esta es la historia del vocho, después de eso el auto se hizo extremadamente popular en México y en varios países del mundo, quedando como uno de los autos más vendidos de la historia.

vocho-y-su-historia-2

vocho-y-su-historia-4

vocho-y-su-historia-5

vocho-y-su-historia-10

vocho-y-su-historia-9

vocho-y-su-historia-8

vocho-y-su-historia-7

vocho-y-su-historia-6

vocho-y-su-historia-11

vocho-y-su-historia-12

vocho-y-su-historia-13

vocho-y-su-historia-14

vocho-y-su-historia-15

vocho-y-su-historia-20

vocho-y-su-historia-19

v

vocho-y-su-historia-17

vocho-y-su-historia-16

Discusión