Saltar al contenido

El cáncer de ovario

noviembre 10, 2018

Es un tipo de cáncer maligno que se origina en cualquier parte del ovario. En gran parte de las mujeres, este tipo de cáncer avanza sin detectarse, hasta que ya se ha diseminado por el abdomen y la pelvis, en este punto es muy difícil de tratar y, con frecuencia, resulta mortal.

En estado temprano,  la enfermedad se reduce al ovario, tiene una mayor probabilidad de que el tratamiento sea exitoso. Por lo general, para tratarle se recurre a la cirugía y la quimioterapia.

Este cáncer suele causar muchas más muertes que cualquiera del aparato reproductor.

Síntomas del cáncer de ovario

El cáncer de ovario en estado temprano generalmente no causa ningún síntoma. Sin embargo, en estado avanzado puede causar síntomas no específicos que suelen confundirse con afecciones benignas más frecuentes.

Los signos y síntomas del cáncer de ovario que se pueden presentar  son los siguientes:

  • Hinchazón o inflamación abdominal
  • Sensación de llenura al comer
  • Baja de peso
  • Molestia en la zona de la pelvis
  • Cambios en los hábitos intestinales, como estreñimiento
  • Ganas frecuentes de orinar

¿Cuándo consultar al médico?

Si tienes antecedentes familiares de cáncer de ovario o de mama, debes hablar con el especialista sobre la predisposición de padecer alguna de estas enfermedades.

Debes visitar al medico regularmente, para realizarte tus chequeos rutinarios.

Debes dejar atrás el miedo, si crees tener algún síntoma o quieres salir de dudas debido a que algún familiar sufre la enfermedad debes preguntar al médico y hasta informarte sobre alguna prueba diagnóstica como un examen recto vaginal pélvico, eco-grafía.

Llevar a cabo estas pruebas en ocasiones ayuda a detectar a tiempo la enfermedad y hasta a descartar el cáncer.

Causas

No existe una causa evidente que provoque la aparición del cáncer de ovario, pero médicos han descubierto factores que si pueden aumentar el riesgo de padecerlo.

Por lo general, el cáncer inicia cuando una célula comienza a presentar mutaciones en el ADN. Las mutaciones les ordenan a las células crecer y que se multipliquen rápido, lo que produce una masa de células anormales. Las células anormales continúan viviendo aún cuando otras células sanas mueren.

Asimismo, estas pueden invadir los tejidos cercanos y desprenderse de un tumor inicial para diseminarse a otras partes del cuerpo (metástasis)