Saltar al contenido

Cambios producidos en la mujer durante la menopausia

noviembre 10, 2018

La menopausia no es una enfermedad, es una etapa completamente normal que atraviesan las mujeres a una determinada edad, entre los 45 y 50 años de edad las mujeres comienzan a presentar alteraciones en su cuerpo, la  falta de producción de hormonas sexuales es una de ellas.

Durante ese proceso natural, comienza la ausencia de menstruación debido a la pérdida de estrógenos, seguido a la progresiva y total desaparición de los folículos en el ovario.

La menopausia no desaparece de manera inmediata, sino que atraviesa por tres etapas:

  • La Perimenopausia, etapa previa a la menopausia, ocurre cuando los ovarios ya no producen la misma cantidad de estrógeno.
  • La Menopausia, un año después del último ciclo menstrual, es la culminación completa y permanente de la menstruación. Esto significa que los ovarios ya no liberan más óvulos.
  • La Postmenopausia, se produce después de la menopausia, y es cuando se empieza a notar una mejoría en los síntomas. Puede durar hasta los 65 años.

La menopausia también genera sofocos, sequedad vaginal, mareos, resequedad en la piel, aumento de peso, entre otros.

Influencia en la autoestima

La menopausia también produce cambios psicológicos como: distorsión en el humor, baja autoestima, y es que, las alteraciones hormonales que se dan en esta etapa no sólo provocan cambios físicos, sino que también influyen en la salud mental de las mujeres.

Algunas apenas notarán los cambios, para otras, se convertirán en grandes obstáculos en su vida. En estos casos lo más recomendable es buscar ayuda de un especialista que les recete un tratamiento adecuado.

Recomendaciones para afrontar la menopausia

  • Infórmate sobre el tema y los cambios que puedan suceder.
  • Es importante mantener una dieta equilibrada
  • Aumenta el consumo de calcio para fortalecer tus huesos.
  • Es importante tomar sol todo los días para obtener vitamina D.
  • Controla tu presión arterial y los niveles de colesterol y azúcar en sangre.
  • Informa al médico cualquier inconveniente que tengas.
  • Si estás en tratamiento con terapia hormonal sustitutiva, hazlo siempre bajo control médico.
  • Realizar ejercicios frecuentemente para mantenerte activa y en forma .