Tener unos labios humectados y brillosos es muy importante, ya que unos labios secos quitan la lozanía del rostro. Nuestros labios son nuestro principal enfoque y por eso tenemos que saber hidratar tus labios con estos remedios naturales, es lo primero que las personas observan al mirarnos a la cara. Debemos recordar que no solo es necesario humectar nuestros labios por fuera, sino que debemos consumir por lo menos un litro y medio de agua al día.

Los labios son muy susceptibles, por esto, son múltiples las razones por las cuales pueden empezar a sufrir resequedad. El frío y otros muchos componentes del ambiente pueden afectar los labios, así que debemos mantenerlos humectados como ya lo dijimos tanto por dentro como por fuera.

Los labios merecen tanto o más protección de la que le damos a nuestra piel al ir a la playa, así como compramos protectores solares para que nuestra piel no sufra quemaduras por el sol. Así como cuando nos colocamos un gorro con orejeras para cubrirnos del frío. Pero muchos de nosotros no les prestamos atención hasta que ya están afectados.

hidratar tus labios

hidratar tus labios

Los factores climáticos son los que más afectan nuestros labios, tales como el clima seco, el aire frío y los rayos ultra violeta. Si nos exponemos a estos factores sin la protección adecuada tendremos como consecuencia labios agrietados con un aspecto reseco, que nos afectará tanto en la estética de nuestro rostro, como en lo que tiene que ver con la salud de la piel. Ahí es donde nos daremos cuenta del daño que le hacemos a nuestros pobres labios que son los que se llevan la peor parte de todos los desastres que hacemos sin fijarnos al igual que nuestra piel.

No sé por qué todos cuando sentimos los labios resecos o agrietados tenemos la idea de pensar que al humedecerlos con saliva lograremos devolverle la lozanía, y resulta que no sabemos que en vez de mejorar lo que hacemos es empeorarlo, ya que al secar el líquido de la saliva se desvanecerá el poco líquido que le quedaba. Por eso al humedecernos con la lengua lo único que obtendremos será unos labios más resecos.

A continuación te daremos varios tips que te servirán de mucho a la hora de aprender como debes cuidar e hidratar tus labios para que no tengas que lidiar con ninguno de esos feos contratiempos de resequedad en los labios.

  • Primero que nada, lo esencial es mantener una alimentación balanceada que sea rica en hierro y vitaminas, pero principalmente la vitamina B, ya que estos dos componentes evitaran que tus labios pasen por algún proceso de descamación. La manteca de karité es muy buena para humectarlos y elásticos así como protección de los diferentes agentes externos que podamos encontrar, si no consigues el karité el extracto de algas puede hacer la misma función. Recuerda siempre a la hora de hidratar tus labios que esta zona de tu piel es muy sensible y delicada, por lo tanto deberás tener un súper cuidado especial.
  • Mantener unos labios hidratados es la clave. Recuerda que hay muchos bálsamos y productos similares. Asegúrate de escoger y utilizar siempre el que mejor se apegue a tus necesidades, recuerda que tus labios son una parte importante de nuestra tarjeta de presentación, como lo es nuestro rostro. El bálsamo que elijas debe contener un protector solar, ya que esto evitara que sufras alguna lesión por exposición a los rayos ultravioletas.
  • Siempre antes de salir a cualquier parte recuerda colocar media hora antes una crema o labial. Recuerda escoger los que tengan un alto filtro de protección UV y que además tengan fps que es una ceramida que nos ayuda a renovar células. Aplica cuantas veces sea necesario.
  • Debemos evitar varias actividades que nos aceleran la aparición de arrugas en los labios, y estas a su vez crean la resequedad temprana. Estas actividades pueden ser fumar y tomar con pitillo. Por esto recuerda eliminar estas actividades de tu vida diaria y así alargaras la lozanía de tus labios.
  • La exfoliación semanal es súper importante porque ella ayuda a eliminar cualquier residuo de piel muerta que podamos tener y a su vez renovar el tejido. ¿Cómo podemos exfoliarlo de forma natural? Tomamos una cucharada de azúcar, le agregamos un poco de miel, mezclamos bien y luego esparcimos sobre los labios y masajeamos suavemente con el dedo durante cinco minutos, luego lavamos y podremos notar esa suavidad inmediata.
  • Lo más importante que podemos recomendarte es que no olvides hidratarte tanto por fuera como por dentro. ¿Cómo hidratarse por dentro? Pues es súper sencillo, solo debes tomar abundante agua todos los días, sin importar que no tengas sed, que este el clima frio o por cualquier excusa que nos hace olvidarnos de bebernos un vaso de agua. El agua es vital para nuestro organismo tanto interna como externamente ya que ayuda a mantener nuestros órganos sanos, generar lágrimas, humecta la garganta y por ultimo mantiene nuestros labios humectados y protegidos.